– Pues no tenéis ni puta idea. -Dijo de repente Pedro, casi enfadado, después de apurar de un trago su pinta de cerveza, la tercera – Ni siquiera sabéis lo que es un superhéroe.

– Y ahora tú nos lo vas a contar… -Con un poco de retintín, como pensando “ya viene el enterao…” le replicó Juan inmediatamente.

– Pues sí, os lo voy a contar. Un superhéroe es un personaje que tiene superpoderes y los utiliza para salvar el mundo de un villano.

– A veces no es para salvar el mundo -intervino Rafa en ese momento-. En muchas ocasiones lo que hace es, únicamente, salvar a otro personaje de la historia, normalmente más débil.

– Pues eso, salva el mundo, su mundo. El mundo es un genérico. Pero a lo que íbamos, el superheroe más fuerte, sin duda es Thor -añadió Pedro a la conversación.

– Anda, loco, no flipes. ¿A dónde va Thor con su martillito? Ese no vale para nada comparado con Goku, además le destierra su padre -recriminó Juan cargado de razones

– Voy a por otra ronda -Rafa cogió las tres jarras de cervezas y se dirigió a la barra.

Mientras estaba esperando le dio por pensar, tenía que cambiar el rumbo de la conversación, ésta no llegaba a ningún sitio y ya la habían repetido en más de una ocasión, acabando siempre en una consulta a Google o en dejar mal al contrario.

Ya está, se le había ocurrido una variación que desbloquería la conversación. Recogió la cuarta ronda de pintas de cerveza, había hora feliz y tenían que aprovecharla, y se dirigió a la mesa del fondo, donde estaban Juan y Pedro enfrascados en la conversación.

– No le déis más vueltas amigos, no importa tanto quien sea más fuerte, importa quien sea el mejor, el que más motive a la gente -Sentenció Rafa con seguridad.

– ¿El mejor para las tramas o para nosotros? -preguntó sorprendentemente Juan pues siempre es muy de dejar mal a los demás en seguida.

– Pues el mejor, el que más fans tiene, más camisetas vende, vamos, el que gusta más a todo el mundo -contestó Rafa firmemente.

– Entonces tendrá que ser de los americanos, los japoneses no llegan tanto al gran público. -Empezó diciendo Pedro-. Uno de estos de Marvel o DC que tienen tantas películas, posiblemente Batman.

– Pero Batman no gusta tanto, la gente es más de Superman, y últimamente de Ironman -continúo Rafa con el razonamiento de su amigo tras dar un sorbo a su cerveza.

– Yo creo que el mejor superhéroe es, sin duda, Spiderman. – La cuarta pinta le había conferido una seguridad y un liderazgo desconocido apenas media hora antes a Pedro. – Fijaos, de pequeños nosotros ya teníamos cosas del hombre araña, ahora los niños están que no cagan con él, es incombustible tios.

– Igual tienes razón, pero a la hora de la verdad, Thor se lo pule en cualquier pelea -acabó Pedro con esta hilo de conversación que, tan bientencionado, había querido comenzar Rafa.

– Que Thor ni que ocho cuartos, Goku le pasa por encima en cualquier momento y lo sabes, ¿verdad Rafa? -continuó Juan con su disputa de forzudos, parecía que tampoco le interesó mucho cambiar de tema en estos momentos.

Y Rafa se quedó pensando un momento… “Nada, que tocará sacar el móvil”

Nos leemos en la próxima.

Isaac.

Si te ha gustado lo que has leído, compártelo con el resto de los mortales en tus redes sociales y, si quieres, deja un comentario en este blog con lo que piensas.

También te gustará leer: