Las palomas planean una revolución. Sí, ya se han dado cuenta de como funciona todo y quieren darle la vuelta.

Las palomas planean una gran revolución, como en aquella película de Alfred Hitchcock. Tendrá consecuencias. Muchos no sabrán que está pasando. Pero pasará.

Las palomas no soportan ver a sus congéneres alados metidos en jaulas. Eso les pone las plumas de punta y quieren actuar para expresar su posición contraria.

Pero no va solo de aves. También ven al resto de animales como viven y les hierve la sangre. No pueden entender como son utilizados unos seres por otro para divertirse, para satisfacer su ego.

Las palomas van a ponerse de pie y a montar su nueva revolución también por los perros. Esos seres domésticos, fieles y sumisos, que se mantienen impasibles en casas de humanos. Estos animales que lo dan todo por un poco de comida, una caricia y, de vez en cuando, aires de libertad deben ser liberados. Están atrapados entre cuatro paredes represoras para que sus dueños se sientan bien.

Las palomas vuelan, y no se quedan solo en las ciudades. Planean su revolución porque han visto más mundo y ha comprobado que existen otros animales de cuatro patas tan explotados como los canes.

¿Qué me dices del caballo y su uso de paseo o de competición? Estos cuadrúpedos que transmiten tranquilidad a cambio de un poco de heno y un cepillado. Son usados como objetos, para dar aire a sus dueños. También son un objeto, drogados y entrenados para competir entre ellos y que otras personas se lucren con ello. Las palomas piensan que deben ganar su libertad. Deben poder elegir lo que quieren hacer.

Las palomas también visitan unos lugares muy raros. Son plazas donde animales de diferentes partes del mundo conviven, eso sí, separados entre especies. Bestias a los que las condiciones climáticas del lugar le resultan extrañas, incluso extremas. Les cuidan, les pinchan, les limpian y todo para que unos seres humanos, ávidos de descubrir otras especies, los visiten de forma rápida.

Pero hay un sitio peor que han visto las palomas para provocar que deseen su revolución. Un lugar donde los animales son protagonistas de espectáculos vejatorios para que niños y mayores aplaudan. Emplazamientos donde viven enjaulados y dejados de la mano de Dios. Donde están completamente al designio de sus dueños, que los dominan a base de golpes y latigazos.

Eso sí, las palomas no distinguen entre especies. También ven a muchos humanos que les provocan ansias de revolución. Esas personas que trabajan de sol a sol a las órdenes de personas que piensan que son solo números. Mucha gente que sigue, como hipnotizada, los designios de algún otro que les ha convencido que es superior a ellos. Quizá piensan que son inferiores porque tienen menos estudios, porque tienen menos dinero o, simplemente, porque se lo han dicho directamente.

El ser humano sigue siendo esclavizado en los días de hoy. Las palomas, que todo lo ven, lo saben y eso tampoco les gusta. Están esclavizados por unas rutinas, impuestas por ellos o por otros, que no les dejan ser libres. No consiguen, muchas veces, pensar con claridad, de manera crítica. Absorben millones de bytes de información que les supura el cerebro y provoca, que al final, solo capten poquito.

Existen personas que lo saben, y que con sus mensajes y actuaciones intentan provocar acciones que les puedan beneficiar. Estos son los responsables de la situación. Unos tendrán cara más visible. Otros viven en las sombras. Las palomas los conocen a todos ellos.

Las palomas, realmente, han comenzado ya su revolución. Tiempo atrás eran usadas como medio de comunicación. Les ataban cordeles con mensajes y los llevaban de un lugar a otro.

Hoy eso ya no pasa. Son libres por nuestras ciudades. Y aquí es donde empiezan sus actos. Se colocan en lugares estratégicos, buscan la comida más próxima y, cuando menos te lo esperas, te lanzan una bomba fétida. Estos misiles provocan manchas y suciedad, incluso insalubridad.

Las palomas planean una revolución. Tú, humano, ¿qué vas a hacer para evitarla? Tú, persona, ¿planeas también una revolución?

Nos leemos en la próxima.

Isaac.

Si quieres planear una revolución, puedes usar los comentarios de este blog para expresar tus ideas y ganar adeptos. También puedes compartir la entrada y todas las palomas y las personas que planean una revolución te lo agradecerán.

También te gustará leer:

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star