Entra el sol por tu ventana. Te despierta. No tienes ninguna gana de salir de la cama. ¿Para qué vas a salir?¿Qué te espera ahí fuera?

Ayer descubriste que nunca podrás volar. Eso no te gustó nada. Tú querías volar. Tú quieres volar. Pero no, parece ser que eso no va a ser posible.

Leer más