Tengo dentro de mí algo que hace que actúe. Que me comporte como un ser egoísta. Que no acepte críticas y me enrabieta ante ellas.

Este ser convive cada día conmigo y me produce frustraciones y enfados, pero también me hace ser yo mismo. ¿Sabes cómo se llama? Su nombre es EGO. Tú también lo tienes.

Leer más